Centrifugación zonal

Centrifugación zonal

Compartir usando:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Qué es la centrifugación zonal?

La centrifugación zonal también llamada de centrifugación de velocidad de sedimentación; es un tipo de centrifugación por gradientes. Se diferencia de la isopícnica principalmente, en que la densidad máxima del gradiente, no puede exceder a la de las partículas a separar. Se centra principalmente en separar según la masa de las moléculas. Se diferencia de la centrifugación diferencial, en que esta última solo divide la muestra en dos partes, mientras que la zonal en varias partes.

El procedimiento es el siguiente: la muestra a analizar se deposita en la parte superior de una solución con un  gradiente de densidades previamente formado.

¿A qué se refiere con gradiente de densidades preformado en la centrifugación zonal?

Significa que previamente se han añadido sustancias  como por ejemplo ” sucrosa” diluida a diferentes concentraciones.  Con una jeringa se va añadiendo una por una cada dilución de sucrosa; arrancando con la de mayor concentración, y formando capas que serán atravesadas por los componentes a diferente velocidad,  según su masa, permitiendo la separación de partículas en la solución de estudio.

Existes tres tipos de gradientes de densidades preformados usados en la centrifugación por gradientes:

a) un gradiente discontinuo o escalonado, el cual se crea manualmente añadiendo lentamente al tubo solutos de diferentes densidades. Se utiliza en la centrifugación zonal.
b) un gradiente continuo, el cual se crea empleando un dispositivo formador de gradientes. Se utiliza en la centrifugación zonal y también en isopícnica.
c) un gradiente continuo autoformado, este se crea mediante centrifugación, normalmente a la vez que se fracciona la muestra. Este gradiente se utiliza con mayor frecuencia en la centrifugación isopícnica.

Posteriormente, se añade la muestra encima del gradiente preformado. A causa de la fuerza centrífuga las partículas de la muestra caen a través del medio separador a velocidades que dependen de la masa y sedimentan en diferentes zonas del gradiente; es decir, sedimentan a diferentes alturas respecto del tubo de  ensayo. La centrifugación zonal debe finalizar antes de que alguna de las partículas separadas llegue al fondo del tubo. Los componentes separados en cada zona homogénea, se recogen individualmente aspirando con mucho cuidado las diferentes bandas; también se puede realizar perforando el  tubo -este de naturaleza plástica-  y recogiendo en fracciones el líquido que cae.

Como consecuencia de lo anterior, si  la muestra se centrifuga por periodos más largos que lo establecido; todas las partículas se sedimentarán; esto ocurre porque el medio circundante a las partículas analizadas, es de más baja densidad que ellas. Es por ello que la centrifugación se debe finalizar antes de que las partículas lleguen al fondo del tubo; pues se podría generar sedimentación de 2 o más partículas.

Ventajas y desventajas de la centrifugación zonal

Una limitante de  esta técnica es que el volumen de la muestra a separar no debe ser mayor al 10% de la solución separadora; esto es con el objetivo de poder garantizar estabilidad y facilitar el proceso.

Adicionalmente, si se sobrepasa el tiempo de centrifugación, toda la muestra se vuelve a sedimentar en el fondo del tubo.

Otros tipos o métodos de centrifugación

Haz clic sobre el tipo de centrifugación sobre el que desees conocer más.

 

 

Volver a centrifugación

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario