Centrifugación de la sangre

En este artículo vamos a hablar sobre el proceso de centrifugación en la sangre. Como bien sabes, uno de los primeros pasos que se deben realizar para analizar la sangre de un paciente en un laboratorio, es la centrifugación. Cuando tu doctor te manda sacar una muestra de sangre para análisis; el laboratorio la coloca en pequeños tubos donde se almacena la muestra hasta que se coloca a centrifugar.

Otro procedimiento de laboratorio frecuente, es la centrifugación de la sangre recogida por donantes. Esta se recoge en bolsas y se centrifugan para administrar al paciente solamente el componente que está requiriendo.

Cuando lo que se pretende es realizar pruebas microbiológicas, se extrae la sangre a una botella. En estos casos, se sigue un riguroso procedimiento de almacenamiento y transporte desde la recolección de la muestra, hasta su centrifugación. El motivo por el que esto se realiza, es para preservar los microorganismos.

¿Para qué sirve la centrifugación de la sangre?

La centrifugación de la sangre surge como respuesta a la necesidad de realizar transfusiones de sangre a pacientes, que requerían tan solo un componente de la sangre; el cual solía estar presente en una proporción muy pequeña. A estos pacientes antes se les trataba con transfusiones de sangre normales; sin embargo, ellos tenían un efecto secundario: presentaban problemas hematológicos, debido al exceso de glóbulos rojos que recibían. Además, este procedimiento era muy desgastante para los pacientes; y médicamente considerado poco eficiente. Dado que cada componente de la sangre ayuda a curar una enfermedad diferente, se optó desde entonces por transfundir solamente el componente requerido; y de paso se dio solución a los efectos hematológicos secundarios. A este procedimiento médico se le conoce como terapia por componente.

Esto, como se mencionó anteriormente; es con el objetivo de administrar únicamente el componente del que carece el paciente; Esta terapia es reconocida por ser un método de transfusión muy eficaz y además por su disminución de efectos secundarios.

Algunos médicos trataron de utilizar los hemocomponentes que de manera natural se separaban de la sangre; pero notaron que el tiempo que se requería para que se diera esa separación era demasiado largo; y debido a esto, cuando finalmente los componentes se separaban, ya no estaban en condiciones óptimas y no se podían administrar a los pacientes.

Hoy en día, la centrifugación es la tecnología mas utilizada por los laboratorio, para separar los componentes principales de la sangre en sus diversos hemocomponentes.

Dependiendo del componente o de los componentes que desees extraer; es posible que se requieran una o más muestras, para poder aislarlos cada uno de manera independiente; dado que los procedimientos difieren según los componentes.

La centrifugación de la sangre, es una técnica muy utilizada en bancos de sangre; ya que permite obtener del proceso de centrifugado: glóbulos rojos (concentrado Eritrocitario); plasma fresco congelado, plaquetas, crioprecipitado y concentrado de leucocitos, entre otros.

Acerca del tiempo entre la recogida y la centrifugación de la sangre

Luego de la recolección de la muestra, existen variables relacionadas con el manejo de la misma, que pueden tener un efecto en la precisión del resultado. Dada su importancia, decidimos hablarte del tiempo.

La primera variable en ser tenido en cuenta es el período de tiempo entre la recolección y la centrifugación de la sangre. Para obtener suero, la sangre debe estar coagulada antes de ser centrifugada; y para ello, se suele esperar un periodo de tiempo entre la toma de la muestra y la centrifugación, que varía entre los 20 y los 30 minutos. Sin embargo, en muchos hospitales la velocidad de ciertos resultados de laboratorio es imperante; debido a esto, muchos fabricantes de tubos para recolección de muestras, desarrollaron una alternativa: consiste en tubos que vienen con un recubrimiento interior, el cual funciona como un activador de coagulos. Gracias a esta innovación, han logrado que las muestras se puedan centrifugar en tan solo 5 o 10 minutos (dependiendo del activador utilizado).

Se ha detectado que cuando no se respeta el tiempo de coagulación, al centrifugar se forman coágulos de fibrina durante la fase sérica de la muestra centrifugada.

Retardarlo más de lo recomendado, tampoco es bueno. Se ha demostrado que el nivel de glucosa en la sangre disminuye entre un 7 y un 10% por cada hora que pasa. Adicionalmente, hay una tendencia de algunos componentes de las células de la sangre a filtrarse en el suero.

¿Qué tanto afecta que haya un retraso en la centrifugación de la sangre, en la estabilidad de las muestras de suero?

Se han realizado muchos experimentos para verificar estos efectos y la conclusión a la que se ha llegado es que a una temperatura ambiente, las muestras de suero se deben almacenar o utilizar antes de que pasen 3 horas, contadas desde el momento en que se extrajo la muestra de sangre.

Variaciones encontradas cuando se retarda la centrifugación de la sangre más de 3 horas

En los estudios que se han realizado respecto a estos temas, se encontraron las siguientes variaciones en relación al tiempo transcurrido:

Después de 3 horas de almacenamiento: se encontraron variaciones modestas, pero consideradas analíticamente significativas para prácticamente todos los parámetros; solo hubo dos excepciones: HI y AST.

Transcurridas 6 horas de almacenamiento: se presentan variaciones que se consideran analíticamente significativas para AST, LDH, Ca y iPhos. En realidad los límites de LDH, K e iPhos; excendieron los límites aceptables trascurridas las 3 horas.

Transcurridas 24 horas de almacenamiento: todas las diferencias encontradas se consideraron analíticamente significativas. El HI se incrementó en un 31,5%.

Centrifugacion de la sangre

Importancia de la velocidad de centrifugación en la sangre

Centrifugar sangre a altas velocidades

Se ha demostrado que centrifugar la sangre a grandes velocidades puede conducir a la destrucción de los glóbulos rojos (hemólisis). Dado el riesgo de daño de la muestra, se debe tener precisión en la medición del tiempo.

Centrifugación de la sangre a bajas revoluciones

Cuando se realizan centrifugaciones cortas a baja velocidad; suele ocurrir una separación insuficiente de los componentes celulares de la sangre. Esto repercute en la fiabilidad de resultados. El análisis de la sangre pierde validez, pues va a estar alterado a causa de las interferencias cromáticas en componentes residuales tales como los leucocitos o las plaquetas; y a la pérdida de analitos, los cuales tras la centrifugación intermitente, probablemente se han consumido o metabolizado.

Otros temas relacionados con la centrifugación de la sangre

Otros ejemplos de centrifugación


Volver a los temas principales


Deja un comentario